El jamón más caro del mundo

El jamón más caro del mundo es de Cortegana, en la provincia de Huelva, y ha sido galardonado por la feria sobre producción ecológica más importante de Europa (Biofach) por su labor en la conservación de una especie de cerdo en peligro de extinción.

Del Manchado de Jabugo ibérico puro solo quedan unos 100 ejemplares. Les lleva hasta 3 años alcanzar su peso ideal para la comercialización (a los otros géneros, entre 16 y 18 meses solamente), y sus jamones tardan en curarse en bodega unos 6 años. Además, muchas veces sus patas no son negras. Es por esta razón que las ganaderías han dejado de criarlos.

Cerdos felices

Sin embargo, un exconstructor que decidió hacerse ganadero, cría a sus ejemplares de Manchado de Jabugo de forma 100% ecológica. Viven sin el suministro de sustancias químicas, en libertad entre arroyos y cascadas, y con cuidados homeopáticos profesionales además de la supervisión veterinaria habitual: les curan las heridas con ceniza de encina y aceite de oliva virgen extra, y los desparasitan con hierbabuena y pipas de calabaza.

De estos jamones solo se venden unos 80 al año, con un precio que ronda la friolera de 4.100 euros la pieza. Pero se puede decir que estos jamones no solo son los más caros, sino también los más valiosos para el medio ambiente.

Para otras opciones igualmente saludables y ecológicas, libres de conservantes, colorantes, gluten, lactosa y aditivos, pero con un precio mucho menos suntuoso (y puedes comprar por Internet), visita nuestra tienda online o nuestro espacio del Mercado de Triana, Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *